A+ A A-

Patrimonio

 

Convertirse en Patrimonio de la Humanidad es para Melilla más un deber que un derecho, y por ello todas las instituciones de la ciudad han apoyado sin descanso el reto que hace tiempo propuso la Fundación Melilla Ciudad Monumental.

En la base de esta ilusión se encuentran tres de los pilares fundamentales sobre los que la ciudad está estructurada:

Los bienes materiales: se hallan sustanciados en los valores Modernistas, con sus arquitecturas y el urbanismo, y en los Recintos fortificados de los siglos XVI, XVII y XVIII, incluidos los del XIX más conocidos como los Fuertes exteriores.

Los bienes inmateriales: como son la convivencia pacífica de culturas en todos los niveles de contacto, definido sencillamente como la interculturalidad.

A estos bienes pueden sumarse otros, aquellos especialmente recomendados actualmente por la UNESCO, los bienes naturales. En este sentido también podrá incluirse en la propuesta de nuestra Ciudad la inclusión del área protegida de islas Chafarinas como tal bien. En conjunto estamos pues hablando de una candidatura mixta a la que sumamos aspectos físicos, psíquicos y naturales que han de considerarse como únicos en el mundo.

La formalización de nuestra candidatura se sustentará en la elaboración de un expediente que actualmente impulsa la Fundación Melilla Monumental con la coordinación del Instituto de Cultura Mediterránea. Se han planteado diversas líneas de trabajo que resumimos a continuación:

 

 

Convertirse en Patrimonio de la Humanidad es para Melilla más un deber que un derecho, y por ello todas las instituciones de la ciudad han apoyado sin descanso el reto que hace tiempo propuso la Fundación Melilla Ciudad Monumental.

En la base de esta ilusión se encuentran tres de los pilares fundamentales sobre los que la ciudad está estructurada:

Los bienes materiales: se hallan sustanciados en los valores Modernistas, con sus arquitecturas y el urbanismo, y en los Recintos fortificados de los siglos XVI, XVII y XVIII, incluidos los del XIX más conocidos como los Fuertes exteriores.

Los bienes inmateriales: como son la convivencia pacífica de culturas en todos los niveles de contacto, definido sencillamente como la interculturalidad.

A estos bienes pueden sumarse otros, aquellos especialmente recomendados actualmente por la UNESCO, los bienes naturales. En este sentido también podrá incluirse en la propuesta de nuestra Ciudad la inclusión del área protegida de islas Chafarinas como tal bien. En conjunto estamos pues hablando de una candidatura mixta a la que sumamos aspectos físicos, psíquicos y naturales que han de considerarse como únicos en el mundo.

La formalización de nuestra candidatura se sustentará en la elaboración de un expediente que actualmente impulsa la Fundación Melilla Monumental con la coordinación del Instituto de Cultura Mediterránea. Se han planteado diversas líneas de trabajo que resumimos a continuación:

 

Bienes Materiales


Ubicación: Bienes únicos y singulares en la costa norteafricana , más en concreto entre el Estrecho de Gibraltar y Orán (Argelia), lo que supone una línea de costa de más de 600 kilómetros. Este vasto territorio, que históricamente ha sido profundamente rural, es lo que se denomina el Rif. Sólo la ciudad de Melilla, como expresión urbana con tradición milenaria, encarna una serie de valores de gran trascendencia cultural en toda la región. Es decir:

Valores Culturales :

  1.- Declarados Bienes de Interés Cultural por Real Decreto 2753/1986

 

Melilla la Vieja: Fortificaciones renacentistas del siglo XVI

Esta ciudadela ya fue declarada por Decreto de 11 de agosto de 1953 Monumento Histórico-Artístico.

Ciudad mediterránea de tradición italiana con diversas muestras de técnicas de fortificación de transición.

Modelo de acrópolis fortificada con mezcla de una estética medieval y renacentista. Obra de ingenieros italianos como Tadino de Martinengo y Miser Benedeto de Rávena.

Melilla la Vieja: Fortificaciones abaluartadas del siglo XVIII

Ampliación de la Ciudad fortificada renacentista con un sistema abaluartado del siglo XVIII de la escuela hispano-flamenca.

Juan Martín Zermeño y su hijo Pedro Martín Zermeño, entre otros, son los autores principales de estas fortificaciones abaluartadas, y cuya escuela puede rastrearse en las principales capitales españolas (Barcelona, Cartagena) y americanas. Fortificaciones intactas

Minas de comunicación subterránea entre los recintos del XVI – XVIII.

Sistema subrráneo de más de 5 kilómetros que permite la conexión permanente entre todos los recintos fortificados. Presentan distintos niveles de calidad y amplitud. Bien conservados. Destaca la Galería Real de grandes proporciones, así como los ramales con galerías de zig-zag y hornillos. Se inician en el XVI pero la mayoría son del XVIII.

 

Goza de mecanismo de protección y de catalogación: Es zona declarada Bien de Interés Cultural (BIC) y se ha elaborado un Plan Espacial de Rehabilitación (PERI) en un alto grado de cumplimiento.

 

Arquitecturas parcialmente restauradas, continúan las labores de recuperación.

 

  2.- Bienes declarados de Interés Cultural por sucesivas Resoluciones de la Dirección General de Bellas Artes.

 

 


Sistema defensivo alrededor de la ciudad formado por 10 fuertes exteriores del siglo XIX.

Declarados Bienes de Interés Cultural pero sin que se haya elaborado hasta hoy un Plan Especial de Rehabilitación.

Conjunto defensivo único de sabor neo romántico que constituye un valor singular y de gran interés.

No existen otros similares en todo el norte de África, a excepción de la ciudad de Ceuta. Son arquitecturas singulares incluso en el resto de Europa. Por ejemplo, en Francia sólo se conocen dos fuertes que presentan esta tipología neomedieval.

3.- Declarados Bienes de Interés Cultural por Real Decreto 2753/1986.

El urbanismo de la etapa modernista

La fuerza del Modernismo en Melilla está estrechamente vinculado a su ordenamiento en el espacio, las posibilidades de desarrollo del territorio sin urbanismo previo así lo permitió. Urbanismo trazado para una ciudad moderna que superaba a la ciudad fortificada. Amplias avenidas y calles trazadas ortogonalmente con referencias al modelo de ensanche. Sus autores son ingenieros militares como Eusebio Redondo y José de la Gándara que diseñan a principios del siglo XX.

La arquitectura modernista y art déco

Se está preparando actualmente su Plan Especial de Rehabilitación.

Incluye numerosos edificios singulares fuera del la zona BIC.

Conjunto homogéneo y de gran calidad. Sin duda uno de los valores de mayor peso para el expediente de Inscripción. Es un conjunto único en todo el norte de África, una de las ciudades más impactantes construida en este estilo en toda la zona, siendo una de las más importantes de España en arquitectura modernista y art déco.

Actualmente se ha realizado una catalogación financiada por la Fundación Melilla Monumental y por la Consejería de Fomento de 565 edificios de interés en este conjunto.

 

Bienes Inmateriales

 

1.- Valor Cultural:

La Multiculturalidad

Convivencia diaria de culturas cristiana, hebrea y musulmana, en cuanto a ésta última habría que incidir en la cultura Amazigh. Esto favoreció el florecimiento de una diversidad en vestido, gastronomía, sincretismo arquitectónico, etc. También es de destacar la convivencia diaria.

2.- Valores Naturales:

El archipiélago de las Chafarinas

Protegido como Refugio Nacional de Caza mediante Real Decreto 1115/1982

 

Vinculado estrechamente a la sociedad y la economía de Melilla, desde el inicio de la presencia permanente española hasta hoy día. Se encuentran cerca y a la vista de la Ciudad. Protegida por las especies de aves marinas. Presenta praderas de posidonia únicas en el mar de Alborán y en especial en el Mediterráneo Occidental. Conserva un conjunto defensivo del XIX, la Iglesia parroquial con un digno retablo y el más importante yacimiento arqueológico neolítico de toda la costa mediterránea de Alborán. Todo ello en un proyecto de investigación y puesta en valor en colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente.

Es un ejemplo de conservación solo comparable con Ibiza de Interacción entre la costa y los ecosistemas marinos. La existencia de una gran masa de Posidonia oceánica marinas, especie vegetal endémica del Mediterránea, que se encuentra en fuerte regresión significa un mayor valor. Especies protegidas son la Gaviota de Pico rojo, donde es el segundo ámbito de cría a nivel mundial. El Aguila Pescadora y la Pardela cenicienta, etc.

Ensenada de los Galápagos.

De alto valor paisajístico, las obras de recuperación se están iniciando por la Ciudad Autónoma.

 

 

 

 

 

Copyright © 2006/2012 melillamonumental.org. • Fundación Melilla Ciudad Monumental