A+ A A-

Bienes Singulares

1.- Fuertes Exteriores

 

Desde 1881, comenzó en Melilla la construcción de una serie de fuertes exteriores con la intención de que defendieran los nuevos límites de la ciudad. Esta iniciativa, que iría conformando el Quinto Recinto Amurallado melillense, constituyó en su época un innovador sistema defensivo, similar a los antiguos fuertes exteriores que se fueron perdiendo en el siglo XVII.

Los fuertes exteriores de Melilla constituían un complejo sistema defensivo compuesto por 16 elementos de fortificación de gran diversidad. Fuertes circulares, octogonales y poligonales, además de fortines y baterías, que rodeaban las murallas melillenses situados sobre puntos estratégicos, defendieron la ciudad y sus límites hasta que muchos de ellos fueron destruidos, como los de San Lorenzo (1881-1883), Cabrerizas Bajas (1884-1886), Horcas Coloradas (1893-1894), Sidi Guariach Bajo (1893), Batería Jota (1893), Santiago (1893), Hipódromo (1906) y Triana (1901-1903). 

En la actualidad tan sólo se conservan los fuertes de Camellos (1883-1885), Rostrogordo (1888-1890), Cabrerizas Altas (1890-1893), Purísima Concepción (1893-1894), María Cristina (1893-1895), Alfonso XIII (1893-1894), Reina Regente (1893-1894), y los reductos de San Francisco (1890). 

De los conservados, el Fuerte de Camellos, el de Cabrerizas Altas y el de Rostrogordo son los más importantes. Todos ellos presentan un característico estilo medieval que los hace singulares en el panorama arquitectónico español de la época. Incluso los arcos semiparabólicos han hecho pensar a algunos investigadores que Antoni Gaudí pudo inspirarse en ellos para construir algunos de sus edificios más representativos. 

- Fuerte de Camellos.- Situado en el actual barrio Virgen de la Victoria, el de Camellos es un fuerte con forma troncocónica y de planta circular, que posee tres niveles con aspilleras (aberturas largas y estrechas realizadas en un muro para disparar por ellas). Es el más antiguo de los conservados y el único que persiste del primer modelo de fuertes exteriores diseñados por Francisco Roldán.

- Fuerte de Cabrerizas Altas.- Este fuete, situado en el interior del acuartelamiento Millán Astray, perteneciente al Tercio Gran Capitán I de la Legión, es de planta irregular (un cuadrilátero romboide), tiene dos torres hexagonales en sus vértices y su exterior presenta matacanes medievales sobre arcadas parabólicas.

- Fuerte de Rostrogordo.- Ubicado en la explanada de Rostrogordo, este fuerte construido entre 1888 y 1890 presenta las mismas características neomedievales que los dos anteriores: una una planta en forma de pentágono irregular y dos torres hexagonales, una en el frente y la otra defendiendo la puerta de entrada.

 

2.- Iglesia del Hospital Militar

 

La Capilla de Cristo Rey del Hospital Militar Pagés, declarada bien de interés cultural con categoría de monumento en enero de 2004, fue diseñada por el ingeniero militar Luis Sicre entre 1939 y 1941. Se extiende sobre una planta de 480 metros cuadrados al estilo basilical latino, por lo que su aspecto interno recuerda a las basílicas cristianas de Roma, hecho poco habitual en esta zona mediterránea. 

La iglesia está compuesta por tres naves separadas por columnas de piedra estucadas al temple que al conservarse en perfecto estado ayudan a reafirmar el indudable encanto de esta construcción.

Erigida gracias a las donaciones populares, como ocurría con muchas iglesias de la época, la Capilla de Cristo Rey posee un valor intrínseco indudable que ha sabido apreciar la Dirección General de Bellas Artes al convertirla en bien de interés cultural, basándose en las estimaciones de la Comisión Nacional de Patrimonio. 

Copyright © 2006/2012 melillamonumental.org. • Fundación Melilla Ciudad Monumental